Las damas guardan un gran número de piezas

En la habitación de cualquier hembra como norma tiene una caja donde deposita gargantillas y además imitaciones de otros años que actualmente no se ponen ya que están ennegrecidas o incluso por no recuerdan que las tienen.

Muchas de estas piezas como serían pulseras y collares de micollarconnombre se podrían seguir usando si se arreglan con calma y de esta forma reluzcan como antiguamente.

Bastantes de estas alhajas eran plateadas o doradas porque se fabricaron con metales que con el tiempo y también el viento se han estropeado. Lo que en un principio habría que hacer es observar la clase de aleación y también el tono que tienen hoy en día.

Un gran número de gargantillas están chapadas en oro y con el paso de los años pierden el chapado y no es fácil conseguir nuevamente esa tonalidad dado que se deberían bañar otra vez en ese valioso metal y sería menos costoso obtener una joya nueva, siempre y cuando se trate de un metal económico porque si son de plata resultan bastante más caras.

Colgantes personalizados

La plata cotizada se estropea más que cualquier otro metal y también cuesta más limpiarla. En el caso de que necesite limpiar unos aretes tendrá que hacerse de un trapo que no esté manchado y seguidamente darle con ímpetu procurando que lo renegrido no se note, pero si el color oscuro persiste tenemos remedios más efectivos como las sales del ácido de carbono, la pasta de dientes o el extracto del limón. Prescinda de productos químicos que podrían estropear la plata buena y asimismo corre el riesgo de lastimarse las manos o los ojos al contacto con ese líquido.

Si dentro de su estuche guarda muchos aros y anillos de plata y tiene interés en que estén resplandecientes es conveniente frotar estas joyas con productos que sean buenos.

También en esas cajas hallamos gargantillas que no están en buen estado y tenemos que dirigirnos a un establecimiento especializado con la intención de que las reparen, sin embargo suele ser bastante más caro que reparlas a través de determinadas técnicas que tenemos via on line.

Hay personas que no poseen una caja con el fin de mantener las joyas de modo que las almacenan en cajoncillos, de ese modo suelen extraviarse joyas debido al desorden.

Las damas guardan un gran número de piezas y lo más conveniente es realmente escoger un estuche grande con muchos apartados para poder colocar de un modo sencillo cada colgante. Los cofrecillos se compran en supermercados y también en joyerías donde podrá optar por el que más le guste y ademas se acople al sitio que posea en su residencia. Tenga presente colocarlo donde no se encuentre fácilmente por si pretendiesen robarle.

Todas las joyas de elevado importe se ponen en cajitas con la intención de resguardarlas de arañazos y también de rozamientos, en todos los hogares es fácil que haya alhajas de elevado coste. Si decide salir de casa por un tiempo y no tiene ningún contrato con ninguna empresa de seguridad en su hogar, deje los colgantes de plata en casa de algún familiar, pues pueden llevárselas los mangantes porque pesan poco y obviamente si son de oro van a poder fundirlo y negociar con individuos sin prejuicios que más tarde lo usan de cara a fabricar otras alhajas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn