Las esclavas de oro blanco se van a llevar mucho

Cualquier festejo va a ser una ocasión para ir más arreglados.

Es conveniente tener en cuenta los aretes, gargantillas, sortijas o esclavas que más nos convienen dado que deben ir en consonancia con todo el estilismo, de cara a que la estética resulte agradable.

Los anillos, pendientes, collares, relojes, colgantes de plata personalizados, etc. son verdaderamente de gran importancia en cualquier momento, pero en realidad tenemos que reconocer que hay algunas excepciones, por ello les daremos unas pautas con el objetivo de que tengan presente que es lo correcto.

Si vamos a nadar, correr, jugar al tenis, al padel, etc. lo aconsejable será despojarse de las joyas, en los meses de más calor nos viene bien olvidarnos de la plata, el platino o el oro y los diamantes, rubíes, esmeraldas o zafiros optando mejor por alhajas de madera o de coral.

Los accesorios pesados de los meses otoñales no debemos de mezclarlos con vestimenta que utilizamos en el verano.

No es adecuado ponerse muchas alhajas por la mañana, no obstante se pueden añadir más complementos cuando se hace de noche.

Si vamos a llevar una prenda con estampados brillante lo ideal será utilizar sortijas, cadenas, gargantillas, esclavas y aretes poco llamativos y por supuesto tener en cuenta  que las esclavas, aretes, cadenas, sortijas y gargantillas no deben destacar mucho

Actualmente en escenarios de moda las modelos salen con brazaletes, collares, pendientes, anillos y colgantes poco discretos y los fabricantes se han sentido atraidos esta clase de complementos, no obstante las alhajas vintage van a ser las que más se van a llevar.

Marcarán tendencia los aros circulares voluminosos y por supuesto con decoraciones. Veremos aretes distintos o sólo un pendiente.

Los zarcillos grandes que llevan piedras preciosas van a ser un complemento interesante para unas bodas de oro.

Las esclavas de oro blanco se van a llevar mucho y también podrán llevar piel tratada mediante curtido. Las pulseras de estilo indio, turco y griego y además con cadenas, abalorios y piezas de cristal. No podemos olvidarnos de los brazaletes, podemos optar por un diseño que lleve esmeraldas, rubíes, zafiros o diamantes o que sea más sencillo.

Las alianzas con elementos de america del sur, africanos y asiáticos se llevarán mucho. Podremos llevar varias sortijas y sin duda de gran tamaño.

Los collares cortos que se adaptan al cuello van a ser ligeros y sin duda van a estar muy de moda con badana y también con colgantes con nombre de gran tamaño de forma ovalada.

Las gargantillas que se ponían las mujeres del siglo xviii llevarán pasamanería, aljófares y piedras enlazadas, no obstante pueden ser tiras normales de cualquier tela.

Los collares se van a llevar bastante grandes, de color rojo, anaranjado, verde o amarillo e incluso largos o cortos.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn