Los hábitos que influyen en nuestro bienestar

El buen estado de salud implica la ausencia de dolores y por supuesto no se deja de indagar en este campo. En realidad es una mezclade bienestar mental, social y físico.

El bienestar físco es realmente la flexibilidad que muestra el ser humano para poder hacer footing, gimnasia, correr, nadar, etc.. Caminar diariamente aumenta la vitalidad, combate el estrés, sube la autoestima, nos ayuda a perder grasa, nos permite conciliar el sueño, nos permite realacionarnos con otras personas y naturalmente nos entretiene. Lo recomendable para estar más activo es sin duda hacer ejercicio moderado unos tres cuartos de hora al día.

El bienestar psíquico se define como el control de las emociones de una persona de santa marina salud y no padecer trastornos del sueño, trastornos por síntomas somáticos, trastono de personalidad múltiple, trastornos de la alimentación, traumas, trastornos disociativos, etc.. El individuo puede utilizar sus capacidades cognitivas perfectamente.

La alimentación es sin duda determinante para encontrarnos bien. El bienestar general se consigue comiendo correctamente, ya que si no hacemos esto pondremos kilos, tendremos carencias alimentarias, etcétera.

Practicar algún tipo de deporte o hacer gimnasia con regularidad produce placer. Realmente es fundamental para prevenir isquemias, afecciones de la espalda, exceso de glucemia, y otras afecciones.

Dormir un número de horas razonable es esencial para potenciar el rendimiento físico. Pero además la higiene será importante para estar saludables debido a que se pueden prevenir contagios y afecciones.

Los hábitos que influyen negativamente en nuestro bienestar son:

El hacer poco ejercicio, pues nos pasamos muchas horas trabajando, nos pasamos horas frente al televisor, nos pasamos horas frente al ordenador, etcétera. Estas acciones pueden provocar obesidad, colesterol, respuestas negativas de nuestro organismo ante situaciones desafiantes, que no se pongan en común temas de interés, etc.

Las posturas no adecuadas, porque sentarse de manera inadecuada puede producir enfermedades como sería asimetría espinal.

Beber descontroladamente, los cigarros y lógicamente el GAB, el N Bomb, la mentanfetamina, el cannabis, la ketamina, las sales de baño, el flunitrazepan, etc. dañan nuestra salud e incluso hipotecan nuestra vida.

La forma y la características de un organismo influyen en el buen estado general y por supuesto además El ambiente, debido a que el exceso de contaminantes en la atmósfera va a generar malestares de todos los habitantes del mundo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn